martes, 21 de agosto de 2007

Al Inyenieri

Ahora que lo dejaron solo. Ahora que ya nadie quiere una foto con él. Ahora que no podría ni convocar a una marcha de jubilados. Ahora que la mujer no lo mira y el rabino Sergio Bergman no quiere cantarle el himno de "seguridad, seguridad", le dedicamos una canción.
Tu tiempo es un vidrio
tu amor un fakir, mi cuerpo una aguja
tu mente un tapiz.
Si las sanguijuelas no pueden herirte
no existe una escuela que enseñe a vivir.
El angel vigía descubre al ladrón
le corta las manos,
le quita la voz,
la gente se esconde
o apenas existe,
se olvida del hombre, se olvida de Dios.
Miro alrededor,
heridas que vienen, sospechas que van
y aquí estoy
pensando en el alma que piensa
y por pensar no es alma,
desarma y sangra.

3 comentarios:

Peralta dijo...

Muy lindo, che. Ahora buscale una letra de Charly para Lopez Murphy, que por la Santa Encuesta también quedó culo al norte, aunque ahora lo vino a salvar la gorda Carrió.

Anónimo dijo...

Licenciado Wall, lo felicito por sus notas, por su búsqueda implacable de la verdad y por su lucha por desenmascarar a los falsos y poderosos.

Ingeniero J.C.Blumberg

(Lo de J.C. es verdad)

pepo dijo...

Bueno... esteee, pero ese chico Bordón se drogaba, hizo una mala actuación, agredió a un policía, ¿no es cierto? Después, bueno, la Policía actuó mal...