miércoles, 22 de agosto de 2007

Colaboradores, uníos

Me llegó este interesante documento sobre cómo se organizan los colaboradores externos de los medios para reclamar aumentos. Es quizá el sector más retrasado en cuanto a lo salarial y con muchísimas dificultades para las actividades gremiales por estar afuera de las redacciones. Aquí va:

“Para que el periodismo deje de ser un hobbie y vuelva a ser un oficio”


Un grupo de periodistas colaboradores de medios gráficos se juntó por primera vez a mediados de julio de 2007 para analizar su situación como trabajadores y pensar entre todos posibles acciones para frenar el avance de las modalidades cada vez más precarizadas de trabajo y para que “el periodismo deje de ser un hobbie y vuelva a ser un oficio”. Se acordó volver a reunirse e invitar a delegados de comisiones internas de dos redacciones de diarios para que transmitan la experiencia acumulada en el trato con las empresas y con el sindicato de prensa, UTPBA, e ir a presentar su situación al sindicato para que la tomen dentro de sus reivindicaciones.

Una de las decisiones centrales de la reunión fue interpelar al sindicato, ya que hubo acuerdo en que hasta el momento no tuvieron en cuenta la situación de los periodistas colaboradores.

También se acordó que por la debilidad de esta situación actual, es necesario que el sindicato sea nuestra forma de presión. Los periodistas reunidos acordaron establecer un piso mínimo de lo que se debería abonar las notas según la canasta familiar vigente para, por lo menos, saber cuánto se debería pagar su trabajo y cuánto menos pagan las empresas periodísticas. De hecho, se analizaron cifras tales como:

• Entre $800 y $1000 para notas de tapa o mayores a 12.000 caracteres.

• Un promedio de $600 para notas más cortas o de menor complejidad.

• Un piso de $400 pesos como precio mínimo por nota.

Estos montos fueron calculados en base a las siguientes cifras:

• Con relación a diciembre de 2001, los precios de la canasta básica alimentaria (CBA) acumulan una suba mayor al 122% (y esto según el INDEC, que está sospechado de maquillar datos).

• Desde la devaluación, los salarios aumentaron 205 por ciento.

• El salario mínimo, vital y móvil está hoy en 900 pesos, por debajo del costo de la canasta básica de pobreza.

• Una colaboración, promedio, ronda los 150 pesos, lo mismo –o en algunos casos menos– que en el 2001, cuando el salario mínimo vital y móvil era de 300 pesos.

• El importe de las colaboraciones, en la mayoría de los medios gráficos, no subió. Asimismo, se analizaron las diferentes estrategias por parte de las empresas para precarizar aún más la situación del periodista colaborador, tales como: facturar a diferentes razones sociales cuando se escribe para un mismo medio, congelamientos cuando se llegan a las tres colaboraciones seguidas o a las 24 en menos de un año, sugerir la firma con pseudónimo del periodista para evitar que supere la cantidad de notas que de hecho demostrarían que trabaja en relación de dependencia con el medio, etc.

Por otra parte, también se propuso a futuro ir identificando a las empresas que tienen peores condiciones de trabajo, tratar de contabilizar los gastos de producción de las notas (como para poder plantearlos al momento de proponer una suba en el importe de las colaboraciones) y analizar también situación de aislamiento de los trabajadores de planta, entre otros temas.

Además de la próxima reunión con delegados de prensa, otras de las acciones consideradas fue la realización de un Grupo Yahoo para escribirnos en forma interna y el diseño de un blog de difusión externa en donde figuren notas que vayamos subiendo en forma anónima para no poner en riesgo la fuente de trabajo al dar a conocer los nombres de los que participan de esta iniciativa. También se analizaron posibles campañas de escraches a los medios que más maltratan a sus trabajadores, sean colaboradores o no, contactar a periodistas reconocidos que puedan colar esta información en los medios masivos y enviar información periódica a los medios alternativos. Aparte de las acciones a corto plazo, también se analizó la estrategia de nuestra forma particular de trabajo y, en consecuencia, de acción gremial, y se esbozaron perspectivas a futuro que seguirán siendo discutidas en las reuniones siguientes. Después de algo más de un mes de haberse contactado por correo electrónico, el compañerismo, la identificación, el optimismo y las ganas de empezar a luchar fueron las sensaciones que se manifestaban en las apuradas charlas posteriores a esta primera reunión.

El jueves 23 de agosto a las 15 hs. se realiza la tercera reunión en Medrano 473.

2 comentarios:

Peralta dijo...

Está bueno que los colaboradores se organicen. Tal vez así sea más fácil de contrarrestar la utilización política que hace la UTPBA de ellos. El de prensa es el único sindicato que puede ganar una eleccion aun perdiendo en todos los medios grandes. Todo gracias a un padrón de colaboradores agrandado y que mantienen andá a saber con qué promesas.

pepo dijo...

Me acuerdo cuando empezaba a hartarme de los medios, que data más o menos de la misma época en que empecé a trabajar en ellos, y muy inocentemente me planteaba la posibilidad de armar un circuito de colaboraciones y vivir de eso. Jaja, qué iluso...